Kuroko no Basket e Ivrea

La conocida serie de baloncesto que ha tenido tanto éxito recientemente en Japón, ha llegado por fin a España en su formato físico gracias a la editorial de Ivrea en el último Salón del Manga de Barcelona, celebrado en octubre de este mismo año.  Bien es sabido que esta serie ha contado con mucha aceptación en el país nipón y me consta que mucha gente le ha pedido a la editorial la licencia de la misma a lo largo de estos años. Pero bueno, por fin podemos empezar a comprar esta serie para disfrutarla en español, o eso me gustaría decir, ya que tras leer por encima el tomo (no lo he leído siquiera en la profundidad que me hubiera gustado para hacer esta review, pero creo que tengo material suficiente como para que me haya decepcionado Ivrea) he encontrado varios detalles que tal vez a quien esté leyendo esto, tampoco le agrade encontrárselos y pagar por tener esto en su estantería. Here I come!

Kuroko no Basket

  • Nombre: Kuroko no Basket (黒子のバスケ)
  • Mangaka: Tadatoshi Fujimaki
  • Género: Comedia, deportes, Shonen, escolar
  • Publicación original: Weekly Shônen Jump
  • Primera publicación (Japón): 8 de diciembre de 2008
  • Editorial española: Ivrea
  • Sinopsis (de la propia editorial):

    La Secundaria Teiko era conocida por contar con el mejor equipo de baloncesto, cuyos cinco miembros eran conocidos, a causa de su gran talento, como la «Generación de los Milagros». Sin embargo, tras graduarse, al genial equipo no le queda otra que disolverse, ya que cada uno de sus integrantes decide ir a un bachillerato distinto… aunque ninguno de ellos piensa renunciar a convertirse en los mejores jugadores con sus nuevos respectivos equipos. No obstante, lo que no tanta gente conoce es que, además de esos cinco jugadores, en el deslumbrante equipo de la Secundaria Teikou había un sexto jugador; de hecho, un «sexto jugador fantasma» de gran importancia para el resto de los de su equipo. Y ése no es otro que Tetsuya Kuroko.Kuroko, al igual que sus cinco compañeros, decide apuntarse al equipo de baloncesto de su nueva escuela, la escuela de bachillerato Seirin, un equipo que, aunque bastante desconocido, el curso anterior y sólo con jugadores de primer año, había conseguido llegar casi a lo más alto de la liga de Tokio.De este modo, con el nuevo curso, Kuroko consigue hacerse con un hueco en la plantilla de este prometedor equipo, y, con él, pasa a formar parte del mismo Taiga Kagami, un «rookie» que había pasado gran parte de su etapa en la secundaria en Estados Unidos y que cuenta con un físico impresionante y unas habilidades únicas. Juntos se marcan como objetivo llevar a lo más alto al equipo de basket de la escuela Seirin, así como derrotar a todos y cada uno de los miembros de la «Generación de los Milagros» en sus nuevos equipos.

Empezamos con el análisis  detallado del manga, empezando con las portadas:

Comparativa de portadas

Ivrea, con esta portada, no nos ha defraudado en la medida que lo podrían haber hecho (deberíamos estar dando saltos de alegría de que no hayan traído este título como “El baloncesto de Kuroko” o alguna traducción similar al castellano) manteniendo el título original de la serie en su versión romanizada. Desde luego, la portada da muy buena imagen; una pena que luego haya detalles dentro que no, empezando por las páginas a color, que fue lo que más me impresionó viniendo de esta editorial.

Primera página.

Mi pregunta tras ver la primera página del manga ha sido la siguiente. Si en la portada has usado exactamente esta imagen, ¿por qué ahora mantener la japonesa?

Primero cuarto. Yo hablar español.

Imagen “b.”. Si pones un “*Teiko”, ¿es mucho pedir que indiques a qué te estás refiriendo? Claro, es obvio que se refiere al texto de la camiseta, pero entonces no pongas el asterisco, no es necesario.

Los títulos de los capítulos son, cuanto menos, graciosos. Importante el aspecto gráfico en cuanto a la edición de los mismos se refiere. Llamadme loca, maníatica, pero creo que ya que te estás comprando un manga en castellano, qué menos que solo esté en japonés lo imprescindible (algunas onomatopeyas son mortales, todos somos humanos y lo comprendemos), pero los títulos creo que son obligatorios, y mirad en qué han acabado.

Sin olvidarnos del bello “1º cuarto” que está presente en cada uno de los títulos. Quitando el hecho de que lo correcto es 1.º y no 1º, seamos un poco críticos, creo que poner “1er cuarto” hubiera quedado mil veces mejor.

Página doble.

La página doble del primer capítulo. Ivrea desde luego en esta serie ha seguido a rajatabla el “Cero reconstrucciones, siempre smile“. No entiendo qué les ha llevado a tomar la decisión de dejarlo en el original, pero desde luego a mí no me ha hecho ilusión ver este tipo de “desgana” por su parte.

Aparte del título, la línea a la que señalan las flechas… Mejor no comentamos, ¿no?

Nota: los recuadros y flechas son para resaltar elementos de la imagen a los que me refiero.

Pectorales free.

El “¡¿Có–…?!“. Digamos que es un poquito caótico en tan solo unas pocas letras y me explico: cuando alguien interrumpe lo que estás diciendo (vamos, que te corta) se expresa con puntos suspensivos, mientras que si tartamudeas, se añaden los guiones. Bien. Doy un premio a quien consiga imaginarse una situación con sentido en el que se use esto tal cual.

Por otro lado, la imagen de la derecha donde vemos los stats de la estatura, peso… Cuando hablamos de cantidades de algo, en las que tenemos una cifra acompañada de una unidad, la forma correcta de expresarlo es dejando un espacio entre estos elementos, es decir, no sería 190cm, sino 190 cm. El dato de que eso está cogido TAL CUAL de la versión japonesa y que no lo han puesto Ivrea misma, dicho queda.

Edición española: "grab".

Edición española: “grab”.

Esto ha sido, sin duda, una de las cosas que más me han dolido:

  • Imagen de la izquierda. Onomatopeya. Grab. ¿Una edición española con onomatopeyas en inglés? Para tenerlo en inglés, prefiero tenerlo en japonés, no saber qué pone e imaginarme un ruido en esa parte. Si no lo pones en español, déjalo en el original, hombre…
  • Imagen de la derecha. Reconstrucciones. Dan penita, hay elementos mal borrados debajo, del original y zonas completamente en blanco. Un desastre de reconstrucción, vamos. Sin olvidar los “….?” y “?!” que aparecen en la imagen, donde Ivrea ha vuelto a preferir hacer una “versión ligera” y no tocar cosas así para no complicarse la vida. :/

Reconstrucciones suspensas.

Por último, volver a destacar las reconstrucciones que se han marcado. Por desgracia, he intentado buscar una imagen en la que apreciéis en un fondo gris los “pegotes” blancos que se han dejado en prácticamente todo el tomo, pero lo mejor que he encontrado para que os hagáis una idea es esta parte. Fijaos en la izquierda del “(Son”, lo que debería ser negro, tiene algo blanco. Encima del “nes” de estimaciones y debajo del mismo. Mencionando además el fondo de “Flexibilidad” donde vemos que los grises no son los correctos en la reconstrucción. Bello cuando lo veis, ¿verdad?

En cuanto a la traducción, como he mencionado al inicio de la entrada, no he estudiado a fondo el tomo como a mí me hubiera gustado. Lo que sí he ido a buscar a propósito ha sido la terminología en cuanto a técnicas se refiere, manteniéndose en inglés, lo que en mi opinión ha sido lo más acertado, ya que aventurarse a traducirlo hubiera sido lo peor de la serie, sin duda, y de esta manera, los amantes del baloncesto estarán como en casa.

Tras todo esto y como conclusión, Ivrea ha licenciado una serie que llevaba esperando desde 2008 con muy poco mimo y que para quienes sepamos de edición de imagen no ha sido una elaboración demasiado acertada. Sabiendo esto, ¿os animaréis a comprarlo o incluso a completaros la serie tras saber estos datos?

Y aquí finalizan mi flames opinión en lo que a la edición de Ivrea respecta, espero que os sirva de ayuda en caso de que tengáis dudas sobre si comprarlo o no. Un saludete y hasta la próxima review~

 

 

Anuncios